martes, 2 de noviembre de 2010

La llamada del desierto


"Como en otro tiempo a Jesús, también hoy el Espíritu de Dios conduce al desierto a quien Él quiere. Las grandes empresas de Dios se han forjado siempre en la soledad. Dios busca unirse al hombre, por eso lo separa de todo"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada